CHAI LATTE PICANTE

Cuando comienza el otoño, no puedo parar de pensar en bebidas calientes y deliciosas como la receta de chai latte que os voy a enseñar hoy, es un poco picante pero lo justo para que sea agradable, no os imagines nada exagerado solo un poquito. No se a vosotros, pero a mi me encanta la sensación de estar en casa calentita disfrutando de mi bebida caliente mientras hace frío fuera, me encanta esa sensación!

Este chai latte es muy rápido y fácil de preparar, solo necesitas algunas especias y leche, en cuanto os deis cuenta estaréis en vuestro sofá disfrutando de este delicioso chai latte calentito!

INGREDIENTES:


1 cuchara de té negro Darjeeling – también podéis usarlo en bolsitas, si no tenéis Darjeeling podéis usar té negro.

8 semillas de cardamon

2 semillas de nuez moscada

5 estrellas de anís

1 cuchara de piel de naranja deshidratada – también podéis usar la piel de una naranja.

1/4 cucharada de semillas de pimienta

2 cucharadas de azúcar moreno

3 láminas de jengibre

una rama de canela

una vaina de vainilla

2 vasos de leche de almendras – mi marca favorita es almond breeze, me encanta su sabor y además es una leche muy consistente.

1 cuchara de sirope de agave

 

 


 

Porción: 2

INSTRUCCIONES:


 

Para preparar este chai latte vamos a comenzar preparando el té negro darjeeling, en este caso voy a utilizar una cafetera de café francesa – la que yo tengo tiene capacidad para preparar 2 tazas – Añade una cucharada de té negro y vierte agua caliente a la cafetera hasta cubrirla, después ponle la tapa pero no bajes el émbolo, de esta manera mantendremos todo el calor en el recipiente, lo dejaremos reposar mientras preparamos nuestra leche para el chai.

En una cazuela pequeña, añade todas las especias de la lista de ingredientes – cardamon, nuez moscada, anís, piel de naranja, pimienta, jengibre, canela, vainilla – añade también una cuchara de azúcar moreno, luego vierte los dos vasos de leche y caliéntalo a fuego lento hasta que este calentito pero sin dejarlo hervir, asegúrate de que lo remueves para empapar la leche con los sabores de todas las especias.

Coge el recipiente donde vayas a servir tu chai latte y con una brocha aplica sirope por todo el filo, después recubre el filo en el azúcar moreno, que rico!

 

También te podría gustar

Deja un comentario